Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¿Para qué sirve el Estudio de Carga de Combustible?

   Cuando ya hemos realizado un estudio de carga combustible para un establecimiento industrial o de bodegaje, habremos establecido el tipo “a”, “b”, “c” o “d” al que pertenece nuestra edificación. Tales tipos establecen las exigencias de resistencia al fuego que cada uno de los elementos constructivos del edificio deberá cumplir.   Las  exigencias respectivas para cada tipo podemos verlas en la tabla del artículo 4.3.3 de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC):

       

RESISTENCIA AL FUEGO REQUERIDA PARA LOS ELEMENTOS DE CONSTRUCCIÓN DE EDIFICIOS

ELEMENTOS DE CONSTRUCCIÓN

TIPO         (1)              (2)             (3)             (4)             (5)             (6)             (7)               (8)             (9)

a             F-180        F-120        F-120        F-120        F-120         F-30         F-60           F-120         F-60

b             F-150        F-120         F-90          F-90           F-90          F-15         F-30            F-90          F-60

c              F-120         F-90          F-60          F-60           F-60            –             F-15            F-60          F-30

d              F-120         F-60          F-60          F-60           F-30            –               –               F-30          F-15

       

   Como podemos darnos cuenta, la categoría más exigente es la categoría a, y es la categoría que por defecto deberemos cumplir si no se realiza un estudio de carga combustible. Estudio que convendrá realizarlo si queremos demostrar que requerimos de menores exigencias a la resistencia al fuego, de acuerdo a lo que contiene o almacena nuestro edificio.

       

¿Cuáles son estos elementos constructivos?

   Los elementos constructivos a los que hace referencia la tabla anterior, se dividen en tres grupos, y según su numeración, son los siguientes:

Elementos verticales:

  • (1) Muros cortafuego.
  • (2) Muros zona vertical de seguridad y caja escalera.
  • (3) Muros caja ascensores.
  • (4) Muros divisorios entre unidades (hasta la cubierta).
  • (5) Elementos soportantes verticales.
  • (6) Muros no soportantes y tabiques.
       

Elementos verticales y horizontales:

  • (7) Escaleras.
       

Elementos horizontales:

  • (8) Elementos soportantes horizontales.
  • (9) Techumbre incluido cielo falso.
       

Pero, ¿qué es la resistencia al fuego?

   Para simplificarlo y no entrar en detalles, podríamos decir que la resistencia al fuego es una equivalencia en minutos de la resistencia que deberá poseer cada elemento constructivo al embate del fuego antes de que dicho elemento vea afectada su resistencia y colapse, como ejemplo: un elemento con resistencia F-180 nos permitiría contar con 180 minutos garantizados de resistencia al fuego. Estos elementos constructivos deben pertenecer al “Listado Oficial de Comportamiento al Fuego de Elementos y Componentes de la Construcción”, o estar debidamente certificados por un profesional especialista o una entidad nacional/internacional reconocida.

       

¿ Y si el edificio no posee la resistencia al fuego exigida?

   Entonces el edificio deberá acondicionarse para que cumpla con los estándares mínimos que la ley le exige. Esto es sumamente importante, pues cumplir con estos estándares nos dará las siguientes garantías:

  • Contar con el tiempo suficiente para evacuar el edificio sin que este colapse producto de un incendio.
  • Conocer los tiempos con los que se cuenta para extinguir el incendio antes de que se propague a edificios o predios colindantes.
  • Permitir que Bomberos pueda extinguir el fuego o incendio, sin riesgo de colapso mientras cumplen su labor.
  • Proteger la inversión inmueble contando con tiempos para la extinción del fuego o incendio dentro del recinto.
  • Estarás cumpliendo con la ley, por lo que te evitarás multas, problemas con la autoridad y posibles clausuras.
       

Buenas prácticas…

   Como siempre, es bueno hacer hincapié al marco legal, para que tu empresa, industria, taller o bodega cuente con dichas garantías mínimas de resistencia al fuego.   Recuerda que el edificio debe adecuarse a las exigencias reales que requiere según su contenido, características y funcionamiento, y no al revés. Una mala práctica es adecuar cálculos de carga combustible a las características actuales del edificio, que además de ser anti ético, es un delito grave: no solo estamos protegiendo la estabilidad del inmueble al establecer la resistencia al fuego en sus distintos elementos, si no que también estamos dando resguardos y tiempos de acción para proteger las vidas que se vean involucradas de alguna forma ante un posible siniestro.

              

   Espero que el artículo te haya sido de utilidad, ¡Hasta el próximo! Y recuerda, si necesitas este estudio puedes contactarnos a:

E – mail       : contacto@scsarquitecto.cl
Fono            : (+56) 2 3216 3494
Formulario : Click aquí
         
ARTÍCULOS RELACIONADOS:
ESTUDIO DE CARGA COMBUSTIBLE, ¿QUÉ ES?
INDUSTRIAS, ¿CÓMO SE CLASIFICAN?
CALIFICACIÓN TÉCNICA, ¿QUÉ ES?
INFORME SANITARIO, ¿QUÉ ES?
         
OTROS ARTÍCULOS DE INTERÉS:
AUTOCONSTRUCCIÓN, ¿CUÁLES SON SUS RIESGOS?
¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE TRABAJAR CON UN ARQUITECTO?
¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE REGULARIZAR MI PROPIEDAD?

         

   Si el artículo te fue de utilidad o crees que puede servirle a tus amigos ¡Comparte!

Comparte este post... Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comentarios

Comentarios

Recommended Posts

Dejar un comentario